Santa Cruz Huatulco, un lugar con leyendas

0 344

Huatulco el mejor lugar

TodoHuatulco

En la playa de Santa Cruz perteneciente a la bahía del mismo nombre dentro del conjunto de las Bahías de Huatulco, es donde se originan los primeros asentamientos humanos de este gran destino turístico y por ende hay una leyenda fantástica centrada en “La Santa Cruz”.

El nombre de la zona ubicada al centro del pueblo, se deriva de la Santa Cruz, y le fue otorgado luego de que los nativos fueran reubicados para no perder su identidad, denominando este lugar “La Crucecita”.

Fonatur realizó el desarrollo urbano de manera organizada para que fuera una planeación integral y funcional.

Es así como Bahías de Huatulco tiene nueve bahías y en las mismas hay 36 playas, siendo la Bahía de Santa Cruz la principal, en donde además existe una infraestructura muy importante en muchos sentidos. Aquí se encuentra el muelle de los cruceros

transatlánticos, siendo una escala naviera importante, se encuentra también un mercado de artesanías, la zona de bancos, hoteles de diferentes categorías, un teatro al aire libre, un parque, jardines, diversos establecimientos como joyerías, boutiques, gasolinera exprofeso para embarcaciones y otra terrestre y por supuesto, uno de los lugares que es de los más recurrentes y visitados aparte de la playa, es la Capilla de la Santa Cruz, en donde vienen turistas a contraer matrimonio, para después realizar la recepción en diferentes lugares de Huatulco.
La Leyenda de la “Santa Cruz de Huatulco” y sus días de fiesta

La leyenda que posee esta bahía es muy interesante, la cual vamos a resumir para conocer su cultura tan maravillosa. Según los historiadores de la época colonial como Fray Servando Teresa de Mier y Carlos de Sigüenza y Góngora, aseguraron que un apóstol de Jesús, que según ellos era el mismo Quetzalcóatl, (sus características físicas eran: anciano, de barbas largas, cabello largo y vestía una túnica blanca), quien llegó hace 1,500 años aproximadamente del mar, cargando una enorme cruz de madera, la cual enterró profundamente en la arena de la playa de Santa Cruz, a la vez que dijo: “Dejo aquí el símbolo para todos sus remedios. Ustedes deben venerarlo y respetarlo, porque vendrá un tiempo en que conocerán al verdadero Dios y señor de los cielos y la tierra”.

Convivió un período corto con los indígenas y se fue, porque según dijo, su presencia era requerida en otros lugares. Como constancia de su paso por este bello lugar dejó marcada una de las huellas de su pie en la inmensa roca de “Piedra de Moros”, en un poblado muy cercano a la bahía. Una vez que el partió, “el madero en forma de cruz” fue venerado por siglos por los habitantes de Huatulco, quienes nunca intentaron moverla, tal y como aquél anciano les había indicado. Algunos vecinos desprendían astillas de madera para mezclarlas en sus remedios medicinales y de esa forma tenían fe que sanarían sus enfermedades.

La Santa Cruz que era conocida como “el madero”, se convirtió en un objeto de culto a partir de 1587 cuando el pirata inglés Thomas Cavendish intentó saquear Huatulco, mismo lugar que ya había sido asaltado en 1579 por Sir Francis Drake, quien se llevó el ganado y alimentos, por lo que Cavendish no encontró nada. Esto le molestó tanto y por su frustración intentó destruir la enorme cruz de madera asentada en la playa, pero ni el fuego, ni las hachas y sierras lograron destruirla. Por lo que el obispo de Oaxaca al conocer estos hechos, vino para asegurarse de que fuera debidamente venerada, por lo que a partir de ese momento la Santa Cruz de Huatulco se convirtió en un lugar muy visitado por los creyentes, muchos seguían con la vieja costumbre de tomar una astilla de la misma para sanación, lo que provocó que la base, se fuera adelgazando, pero jamás se cayó.

En 1612 fue enviada a la ciudad de Oaxaca donde fue dividida en pequeñas cruces que fueron hechas de esta madera. Una fue enviada al Vaticano, otra está en la catedral de Oaxaca, otra en la iglesia de Santa María Huatulco y otra en una capilla en Puebla. En este lugar donde se sembró la original se erigió la capilla de la Santa Cruz, hasta donde llegan los peregrinos el Primer Viernes de Cuaresma desde diferentes lugares, así como también se venera el día 3 de mayo de cada año, mismas fechas que son los días de Fiesta del pueblo de Santa Cruz Huatulco, que es una de las agencias municipales más importantes del municipio de Santa María Huatulco.


La playa de “Santa Cruz”

Aquí los turistas que arriban de los grandes cruceros tienen la opción de degustar la deliciosa gastronomía a lo largo de toda la playa de Santa Cruz, puesto que hay diversos restaurantes de mariscos y comida típica oaxaqueña. Los turistas pueden bañarse en una playa muy tranquila, pues el oleaje es sumamente suave y pueden comer a la orilla de la playa.
Lugares novedosos

Leave A Reply

Your email address will not be published.

× ¿Cómo puedo ayudarte?